Muy buena noticia. Los PanPastel se pueden combinar con lápices pastel. Pero, muy importante, no con cualquiera. 
Si ya has utilizado PanPastel, habrás notado que aunque utilices los aplicadores más chiquitos, pintar los pequeños detalles es un poco difícil ya que las brochitas no entran en las partes más pequeñas de la pintura en la que estés trabajando. Por eso, recurrir a los lápices pastel es una buena idea para resolver este problema.
Los lápices pastel y los PanPastel se pueden mezclar ya sea con esponja o con esfumino. Por ello, pueden utilizarse para los espacios pequeñitos el lápiz y después hacer un blending con la esponja o el esfumino para uniformar y suavizar la capa en la que estés trabajando. Solo que no cualquier lápiz pastel funciona sobre los PanPastel.
Los lápices pastel, así como los pasteles, se clasifican en duros, suaves y extra suaves. Los lápices duros NO sirven sobre los PanPastel. Un ejemplo de estos son los Faber Castell. En cambio, los Conté à Paris y los CarbOthello si lo hacen. La textura de estos últimos permite puedas pintar suavemente y sin ningún problema sobre la capa de PanPastel. 
Es importante destacar, que aunque puedes pintar sobre ellos, cuando haces el blending ambos pigmentos interactuarán entre sí. Es decir, que se combinarán y harán un nuevo color. Más específicamente, no son completamente ópacos, aunque si tienen cierta opacidad que te da muy buenos resultados (excepto el blanco). Para obtener un tono realmente claro o un blanco sería mejor borrar con goma (borrador normal) o dejar el espacio en blanco desde el principio. 
Así que con un poco de planeación, la combinación de PanPastel y lápices pastel puede dar resultados muy bonitos. En mi siguiente artículo hablaré de la combinación de PanPastel y policromos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *